Conferencia de Samina Baig, ayer en Sala Rekalde.

10/12/2015
Samina Baig ofreció ayer una preciosa conferencia en la Sala Rekalde acompañada por un power point.
Card image cap
Ayer tuvo lugar la conferencia de Samina Baig en la Sala Rakalde de Bilbao. Nos reunimos un nutrido grupo de personas para escuchar las vivencias de la primera mujer pakistaní en subir el Everest. Ese fue el hilo conductor de la conferencia: su experiencia vital.

Si tienes oportunidad de escuchar a Samina, no esperes presentaciones fascinantes, fotografías de ensueño o el estilo de una diva. Samina te ofrecerá su experiencia vital. Una historia de empoderamiento y superación. La historia de una joven mujer empeñada en demostrar que el ser mujer no implica una merma de derechos o capacidades.

Samina nació hace 25 años en el Valle de Shimshall (Hunza, Pakistán), no muy lejos de la frontera china. En el Valle no conocieron la carretera hasta el 2003, y hoy día no tienen asegurado todavía el suministro eléctrico o el de agua potable. Pero no faltó la escuela.

Samina pudo ir a la escuela desde niña, no como en otras zonas de Pakistán, y siempre contó con el apoyo de su familia. Su hermano, Mirza Ali, es en parte responsable de esta historia. Mirza comenzó muy joven como porteador en expediciones extranjeras. Al volver a casa siempre contaba a su hermana que algún día la llevaría con él a la montaña. Una montaña de algo más de 4.000 metros fue el primer triunfo.

Peldaño a peldaño, escalón a escalón consiguió Samina llegar al Everest. Posteriormente vinieron las siete cimas de los siete continentes.

Pero el móvil de Samina ha sido demostrar que la mujer es capaz de cualquier logro siempre que se le de oportunidad. Y lo ha conseguido.

Con su hermano, compañero inseparable que supo renunciar a la cumbre del Everest, en beneficio de Samina y el triunfo de la expedición por la igualdad de género. Siempre ayudando, y en la sombra como ayer pudimos ver.