Entorno físico

El entorno físico de Baltistán es muy montañoso. Grandes montañas y glaciares y ríos como el Indo o el Shyok forman una fotografía espectacular que se ha convertido durante siglos en objetivo de aventurer@s, montañer@s, científic@s y viajer@s.

Orografía

En Gilgit-Baltistan, no muy lejos de la capital, Gilgit, confluyen las tres cordilleras más altas de la tierra: Himalaya, Karakorum e Hindu Kush. Estas montañas que fueron creadas como consecuencia de las enormes presiones generadas por el choque de las placas tectónicas Índica y Euroasiática siguen trabajando pues las placas siguen moviéndose. La actividad sísmica es muy intensa y junto con la acción erosiva de los grandes ríos y torrentes que nacen en sus glaciares, convierten la región en un espacio  terriblemente inestable. Así terremotos como el de Cachemira de 2005 u otros desastres naturales causados por grandes venidas de agua y rocas son situaciones a las que están constantemente expuestos-as sus habitantes.

Pakistan 918.jpg

Además de ser lugar de gran actividad geológica, es la zona con más glaciares en la tierra exceptuando los dos polos. Consecuentemente está cruzada por grandes ríos como el Indo que nace en China y discurre por el Norte de India hacia Pakistán recogiendo aguas de las cordilleras del Himalaya y del Karakorum. Esto convierte a Gilgit-Baltistan en la más importante reserva de agua para la población de Pakistán, aunque sus habitantes no puedan sacar demasiado rédito a la riqueza que les ofrece el elemento por falta de infraestructuras adecuadas.

 

Cordillera del Karakorum.

La región de Baltistán se asienta en la cordillera del Karakorum, una de las vastas cadenas montañosas de Asia, donde se elevan cuatro de los ochomiles de nuestro planeta, además de otras montañas de menor envergadura pero de igual belleza.

El nombre proviene del Karakorum Pass (5.179 m), antiguo paso en la ruta comercial entre India y China y significa “Piedras Negras”. Muchos piensan erróneamente que el Karakorum es parte del Himalaya pero atendiendo al sentido geográfico estricto son dos macizos independientes, separados por el gran tajo del río Indo.

El Karakorum abarca unos 500 km. de longitud, limitados por el macizo de Batura al oeste y el Saser, al este. Está separado del Punjab por los ríos Shyok y el Indo, y el Shaksgam lo limita con el macizo de Kun Lun. Es en el centro del sistema, en el macizo del Baltoro, donde se encuentra el punto culminante, la colosal pirámide del K-2, y alrededor de aquella inmensa confluencia de glaciares se elevan también los Gasherbrum (ochomiles el I y II), el Broad Peak, el Mitre Peak, el Chogolisa y docenas de catedrales de piedra y hielo. Concretamente, en lo que se denomina Gran Karakorum se concentran 10 de los 30 picos más altos de la Tierra y unos 70 sietemiles entre principales y secundarios.

 machululu_PAN245.jpg

 Dada su altitud y extrema crudeza, su clima y orografía, el Karakorum está mucho menos habitado que la cordillera del Himalaya.  Se dice que la capital de Balistán, Skardu, fue fundada por el propio Alejandro Magno y que en un principio se llamó Iskandaria. Se sabe que Marco Polo atravesó el Karakorum para ir de China a Cachemira. De hecho Skardu era una importante parada para las caravanas que circulaban entre India, China y Asia Central. Desde Srinagar en Kachemira la ruta de  las caravanas giraba hacia el norte y superando el Burzil Pass llegaba hasta Skardu a través de Astore. Después solo tenían que continuar el río Indo para llegar a Gilgit. También tenemos noticias de que dos jesuitas atravesaron el Karakorum. El padre Ippolito Desideri franqueó el collado del Karakorum para ir de Delhi a LLasa  y es posible que el también jesuita Espinaba franquease el collado de Mustagh en 1760.

Más tarde, Godfrey Thomas Vigne viajó entre 1835/38 a Baltistán, Ladakh y Cachemira, alcanzó el glaciar de Chogo Lungma y remontó el valle de Saltoro en busca del Saltoro Pass.

Primer@s aventurer@s

Pero el primer explorador europeo que se aventuró en aquellas tierras fue sin duda H. H. Goldwin Austen con la Survey of India exploró los alrededores del K2 y el glaciar de Baltoro. Siguieron sus pasos Conway, el duque de Abruzos, Longstaff y a comeinzos del siglo XX Fanny Bullock Workman y su marido Willieam hunter Workman. Seguramente fue Fanny Bullock Workman quien llevó por primera vez las reivindicaciones feministas a estas montañas.Consiguió el record femenindo de altura hacia los 7.000 metros y expuso una revista en el glaciar de Siachen a 6.400 metros de altura pidiendo el derecho a voto para las mujeres.

Fanny-Bullock-Workman-Votes-Women.jpg

La fotografía realizada por su marido fue muy famosa en ambientes reivindicativos.  Sir Francis Edward Younghusband recorrió la zona en 1889 y fue el primero en superar el Muztagh Pass. En la década de 1910 y 1920 les sucedieron el italiano Filippo de Filippi, el diplomático holandés Philips Christiaan Visser y su esposa Jenny van't Viser-Hooft, etc.

Montañismo moderno

En la labor e información de aquellas primeras incursiones se fundamentaron después los intentos a las cumbres más altas del macizo, ya en las décadas de 1930, 1940 y 1950. Ninguna de las cumbres superiores a 7.500 m se logró antes de 1945. Iremos dando cuenta de aquellas primeras expediciones.

Hoy cientos de montañer@s y escalador@s cruzan el glaciar del Baltoro todas las temporadas, algun@s en busca de las más altas cimas, otr@s en busca de las más hermosas torres graníticas (Grupo de Trango, Amin Brak, Changui Tower, Latok, Shipton Spire, Baintha Brakk, etc.) y l@s más por el sólo placer de disfrutar de los más espectaculares parajes.

Los-as montañeros-as más intrépidos y preparados no han cejado hasta conseguir escalar los cinco ocho miles de Baltistán por diferentes vías. Si ello no fuera suficiente a día de hoy los retos son muy superiores y las pesadas expediciones han casi desaparecido. Hoy se asciende en estilo alpino por las vías más complicadas, y si esto fuera poco se le añade la guinda de la escalada en invierno para dificultar más la escalada.

Las primeras escaladas a las montañas de más de 8.000 metros de esta región se remontan a los años cincuenta del siglo XX. Todas fueron conquistadas entre 1.953 y 1.958

El K-2 o Chogori (8.611) es la segunda montaña más alta del planeta y no fue conquistada hasta 1.954 por L. Lacedelli y A. Compagnoni miembros de una expedición italiana liderada por Ardito Desio. La conquista de la cumbre generó graves tensiones en el seno de la expedición y en Italia por un pasaje o malentendido entre la cordada que logró la cumbre y la formada por Walter Bonatti y el porteador Mahdi que tuvieron que pasar la noche a la intemperie por encima de los 8.000 metros sobreviviendo milagrosamente.

Nanga Parbat (8.125) conocida también como la montaña asesina fue escalada por primera vez por una expedición austriaco-alemana en 1.953. Hermann Buhl fue quién remató el trabajo de toda la expedición alcanzando la cumbre en solitario y sin oxígeno. El descenso en estas condiciones fue difícil pero logró llegar al campo base. La primera invernal la lograron Alex Txikón, Alí Sadpara y Simone Moro mientras Tamara Lunger se quedaba unos metros más abajo.

Broad Peak (8.047) conocido también como K3 es una cima muy cercana al K2 y se encuentra al final del glaciar del Baltoro allá dónde nace el glaciar Godwin Austen rematando el circo conocido con el nombre de Concordia. Fue conquistado por primera en 1957 por H. Buhl, K. Diemberger, F. Wintersteller y M. Schmuck. Como el K2 se encuentra en la frontera entre China y Pakistan. La primera escalada invernal se debe a una expedición polaca que puso en la cumbre a cuatro de sus miembros.

Gasherbrum I o Hidden Peak (8.068). También en la frontera entre China y Pakistán fue conquistada por primera vez en 1.958 por los norteamericanos P. Schoening y A. Kauffman. La primera invernal se debe a una cordada polaca formada por A. Bielecki y J. Golab el mismo día desaparecieron para siempre intentando la cima  G. Göschl, C. Hählen  y Nissar Hussain montañero baltí nacido en Sadpara cerca de Skardu.

Gasherbrum II o K4 (8.035). Conquistada en 1.956 por un expedición austriaca. Pusieron pié en la cima S.Larch, F. Moravec y H. Willempart. Considerada como una montaña relativamente fácil se ha llevado la vida de algunos montañeros vascos como A. Ibarguren que cayó en el descenso en 1.989, y la de Félix Iñurrategi que falleció en una accidente el 28 de julio de 2.000 cuando se rompió la cuerda en la que rapelaba. Amigos de Félix crearon en su honor la Felix Iñurrategi-Baltistan Fundazioa que desde entonces trabaja en labores de cooperación internacional en el valle de Hushé. Fue conquistada por primera vez en invierno en febrero de 2011 por S. Moro, D. Urubko y C. Richards.

La relación de montañas que no alcanzan los 8.000 pero cuya escalada es  igual de meritoria es interminable. Montañas de belleza incomparable sen encuentran por doquier. Trango, Laila Peak, Masherbrum, Paju, Chogolisa o Saltoro son nombres que despiertan el interés de cualquier aficionado a la montaña y que por no alcanzar los 8.000 metros o por su dificultad técnica no son escalados con asiduidad. En este sentido la lista de montañas vírgenes es larga aún

Pero nada de lo antedicho hubiera sido posible sin el conocimiento de los guías locales y el abnegado trabajo de los porteadores locales que con pesadas cargas a la espalda y sin ropa o materiales que garantizaran su seguridad y bienestar trabajaron durante siglos a cambio  de bien poco recorriendo glaciares y arriesgando sus vidas garantizaron  el éxito de muchas de estas expediciones científicas y deportivas.

https://www.baltistan.eus/montana/cordillera-del-karakorum