Desastres naturales.

Los habitantes del valle de Hushé tienen que sufrir frecuentemente todo tipo de desastres naturales y sus consecuencias. Queremos aportar a la sociedad conocimiento y formación para que puedan hacer frente a estos desastres.

El riesgo de desastres naturales en el Valle de Hushé ha aumentado considerablemente en los últimos años, debido a su orografía (una zona ubicada en la cordillera del Karakorum con la mayor concentración de glaciares fuera de los círculos polares) y a los efectos del cambio climático.

En el Valle de Hushé se han registrado distintos tipos de desastres naturales, desde inundaciones, desprendimiento de rocas y terremotos hasta sequías, monzones inusuales y GLOF (inundación por desborde violento de lago glaciar). Los desastres más devastadores fueron el GLOF de Khande en el año 2000; las inundaciones de Talis en 2010; y el GLOF de Talis en 2011, dejando a su paso fallecimientos y destrucción de casas y campos de cultivo. Las consecuencias que tienen todos estos desastres naturales en la población son devastadoras, ya que no solo acaban con la vida de seres humanos sino que también destrozan sus hogares y su único medio de subsistencia.84ae5a60-7e54-45db-b480-9db1af9be076.jpg

En Baltistan Fundazioa trabajamos en colaboración con la Media Luna Roja de Pakistán para aumentar la resiliencia de la población del Valle de Hushé ante estos desastres naturales. La población se está formando en primeros auxilios, rescate en montaña, causas y efectos del cambio climático, entre otros. Además, un equipo de geólogos de la UPV-EHU está realizando un estudio de las zonas de riesgo con el objetivo de que la población cuente con toda la información y herramientas necesarias para poder prevenir y hacer frente a los desastres naturales que tengan lugar en el futuro.