Usted está aquí: Inicio Proyectos Mujeres

Mujeres

La vida de las mujeres del Valle de Hushé es una vida dura, dedicada básicamente a sacar  adelante a su familia y a trabajar en el campo. La mayoría de las mujeres adultas sólo hablan el idioma baltí, por lo que no pueden salir de su valle y comunicarse con el exterior ya que no hablan ni urdú ni inglés, los dos idiomas oficiales de Pakistán. Además un porcentaje elevado de estas mujeres son analfabetas, limitando así las posibilidades de movimiento y relación con la sociedad.

Las niñas son casadas por sus familiares a edades adolescentes, en muchas ocasiones entre familiares,  y una vez casadas dejan la escuela y empiezan la ardua tarea de ser mujer y madre en Baltistán.

olatzLa carga de trabajo que soportan las mujeres empieza por el cuidado de los hijos e hijas, cuyo número ronda los 5 miembros, la atención a las personas mayores del hogar y del marido, el mantenimiento y la limpieza del hogar y el trabajo en el campo cultivando los productos necesarios para su alimentación.

 

 

 

Como se observa, la mujer tiene obligaciones en cuanto al trabajo tanto fuera como dentro de casa. Es obligación de la mujer llevar todo el funcionamiento del hogar; así como sembrar, cosechar, recoger la leña, el agua, recoger la hierba para el ganado para invierno, ocuparse de la huerta familiar, recoger la fruta, procesar la fruta...

A esto último hay que añadir que en verano, la época de más trabajo en el campo, la mayoría de los hombres se marchan a trabajar como porteadores o guías de montaña, por lo que todo el trabajo recae duramente sobre la mujer. Y sin embargo,  aunque la mujer se dedica a la recogida y procesado del alimento, no tiene acceso al mercado.

El papel de la mujer en la vida pública es limitado, de hecho no está demasiado bien visto que las mujeres anden solas por la calle, ni que participen activamente en festejos de la comunidad.

Félix Baltistán Fundazioa trabaja por el empoderamiento de las mujeres que vaya conduciendo hacia una mayor equidad de género en la región.

vocational

Como primeros pasos se ha impulsado  la creación de un centro desde el cual se fomente la capacitación en competencias básicas y profesionales de la mujer,  e ir avanzando en su progresiva  autonomía y empoderamiento para contribuir a mejorar su calidad de vida y el desarrollo de su comunidad. El centro, denominado Vocational Center for Women, ofrece durante todo el año cursos de costura, inglés, confección de mermelada, etc. El centro se ha convertido en el único espacio del pueblo donde se reúnen las mujeres, que mientras aprenden diversas técnicas o trabajan sus habilidades, organizan charlas, comparten experiencias, o simplemente están en un lugar para ellas.